Un lugar para cada cosa y una cosa para cada lugar, es uno de esos refranes que en una cocina se adapta perfectamente. Nos gastamos un dineral en cocinas de diseño, bonitas y funcionales pero no nos paramos en los detalles, que al final es lo que hará la diferencia entre una cocina buena y otra magnifica. Vamos a ver alguno de esas curiosidades en la cocina:

Hay más cosas en el cajón de los cubiertos.

En el cajón de los cubiertos esperamos encontrar tenedores, cuchillos y cucharas, pero… y por qué no un cuchador? Spork es su nombre y puede ser realmente útil si estás de viaje y el espacio no abunda.

cuchador

Rápido! se derrama el agua.

Cuantas veces te ha pasado que estás hirviendo agua, por ejemplo para hacer pasta, y de repente empieza a subir y se derrama todo? La solución es poner una cuchara de madera (o cualquier otro utensilio de este material) en la parte superior de la olla, ya nunca más tendrás que limpiar un derrame

espuma

 

No llores… solo es una cebolla.

Una de las formas más efectivas para no llorar es poner en el congelador unos minutos la cebolla antes de ser cortada. Esto evitará que los ojos te lloren.

Para el olor de las manos, con unas gotitas de limón no quedará ni rastro del olor a cebolla.

cebolla

 

Limpiar los olores del congelador por muy poco

Para este truco no vamos a la cocina, sino al dormitorio. Con un calcetín lleno de granos de café o arroz eliminaremos el olor a humedad del congelador. El café al igual que el arroz tiene el poder de absorber la humedad, y con ella parte de los malos olores.

calcetin

 

La tabla de cortar, el peor enemigo de la higiene

La tabla de cortar típica de madera tiene un promedio de un 200% más de gérmenes que el asiento de un lavabo, sorprendente no? Nos tenemos que asegurar que cada vez que la usemos, la limpiemos con agua caliente y jabón. Otra opción es comprar una antibacteriana, normalmente de plástico, o las más exóticas, de cristal.

tabla